GAM Robótica móvil se incorpora al Clúster de Automoción de la Comunidad Valenciana y lo hace un año después de adquirir a la empresa valenciana CLEM, fundada en 1929. Esta adquisición ha permitido a GAM reforzar su posición como proveedor de servicios industriales en la zona de Levante, Castilla-La Mancha y Madrid.

Asimismo, la unión de ambas compañías ha generado una empresa con capacidad para ofrecer servicios que van desde la robótica móvil o la ingeniería de drones hasta las operaciones o la intralogística.

El principal objetivo de esta compañía, según Javier Gómez, director de la división de GAM Robótica móvil, es “mejorar la logística de nuestros clientes a través de la arquitectura de flujos y ofrecer el mejor proceso. Así, nosotros le proponemos la mejor solución que puede venir de la mano de diferentes proveedores”. “Entre nuestros servicios se encuentra la posibilidad de modificar sistemas de AGV o maquinaria, pero no fabricamos. Esto nos permite ser independientes a la hora de ofrecer la mejor solución para nuestros clientes”.

Esta vocación de servicio y de búsqueda de la mejor solución, ha permitido a GAM introducirse en el sector de automoción (Ford es uno de sus clientes), la logística y la alimentación.

Sin embargo, la diversificación de la empresa alcanza a sectores como la industria metalúrgica, puertos, aeronáutica o las industrias del papel, cartón, madera o reciclaje.

La compañía está presente en 10 países y cuenta con una plantilla de 1100 personas.

La incorporación e GAM a AVIA en este momento responde al convencimiento de que el sector de automoción sigue siendo estratégico en el desarrollo de la economía. Javier Gómez espera que integrados en esta asociación “podamos encontrar sinergias para atender más proyectos y encontrar posibilidades de colaboración”.

Empresa comprometida con la sostenibilidad:

GAM es una empresa especialmente sensible a la sostenibilidad como lo demuestra el proyecto que está desarrollando y que trata de reutilizar la maquinaria que, aparentemente ha llegado al final de su vida útil. Este proyecto plantea tres formas de darle una nueva vida a la maquinaria. De un lado, la refabricación completa de la maquinaria con un reacondicionamiento completo; por otro lado, la reutilización de los componentes; y, finalmente, el reciclaje de los materiales.

Además, en esta línea de trabajar por la sostenibilidad, GAM ha lanzado su filial Inquieto para el suministro de equipos cero emisiones en la logística de Última Milla.

 

X
X