Presentamos cuatro de los enésimos cambios y tendencias que se avecinan en el año 2022 y que van desde un cambio en los impuestos, hasta los nuevos sistema de seguridad. Cambios que abren la puerta de entrada a empresas de base tecnológica al sector y que auguran un cambio en el peso de los protagonismo:

1.- Desde el punto de vista del consumidor, el año empieza con la subida del impuesto de matriculación. Con el nuevo año entra en vigor el impuesto vinculado al ciclo de homologación WLPT, y que debía haber entrado en vigor el 1 de enero de 2021. Esta homologación modifica las pruebas y condiciones de medición de gases que emiten los vehículos, es más estricta y, por tanto, la mayoría de los vehículos incrementaban sus emisiones de CO2. Este incremento se traslada al propio incremento del impuesto.

2.- La crisis de los microchips lastra la recuperación en fabricación y venta de vehículos: El suministro continuado no se recuperará hasta finales del año 2022 por lo que la recuperación total no llegará hasta el año 2024. Esto se ha trasladado en un descenso de la producción en España y en la reducción de ventas. España ha pasado a ser el noveno país en producción mundial, superada por Brasil, merced al 1,950,729 unidades fabricadas en 2021.En ventas, España se ha quedado en las 855,000 unidades.

3.- Incentivar la descarbonización y la electrificación:

Los fabricantes están invirtiendo en nuevos modelos eléctricos. Sin embargo, han comenzado por los vehículos de más alta gama lo que impide el acceso a rentas medias y bajas. Además, el proceso instalación de infraestructuras eléctricas no va al ritmo necesario para generar seguridad y certidumbre de suministro en los conductores.

4.- Apuesta por la movilidad segura, sostenible y conectada:

En 2022 entra en vigor la Nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y seguridad vial. Además de las normas de conducción, se introduce como infracción grave -200 euros de cuantía- no respetar las restricciones de circulación cuando se producen episodios de contaminación o en zonas delimitadas como de bajas emisiones.

Esta nueva norma que entrará en vigor en marzo de 2022 obliga a los fabricantes a “comunicar al Registro de Vehículos del organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico las capacidades o funcionalidades del sistema de conducción automatizada, así como su dominio de diseño operativo, en el momento de la matriculación, y con posterioridad, siempre que se produzca cualquier actualización del sistema a largo plazo de la vida útil del vehículo”.

En el año 2022 las ciudades de más de 50,000 habitantes tendrán que comenzar a delimitar sus Zonas de Bajas Emisiones ya que tienen de plazo hasta principios de 2023 para actuar. Esta medida de la Unión Europea persigue fomentar el uso de vehículos y medios de transporte más limpios y mejorar la calidad del aire en las ciudades.

En este año 2022 también entran en vigor ocho Sistemas Avanzados de Ayuda a la Conducción (ADAS). Se trata de una normativa de obligado cumplimiento y afecta a los fabricantes de coches que deben incluirlas en sus modelos:

  • Asistente de velocidad inteligente: supone la combinación de varias tecnologías como el control de velocidad de crucero, junto con un navegador GPS que sitúa al vehículo en la carretera. Así el vehículo ajusta la velocidad a la máxima de la vía y la regula.
  • Cámara trasera de detección de tráfico cruzado: que facilita la operación de salir de un parking en marcha atrás.
  • Detector de fatiga y somnolencia con detector de pérdida de atención: los sensores controlarán el volante y el vehículo podrá alertar de la situación mediante señales visuales y acústicas que recomendarán detener el vehículo.
  • Frenada de emergencia: los sensores identificarán situaciones de peligro y frenarán el coche en caso de que el conductor no actúe
  • Alerta de cambio involuntario de carril: Este sistema supondrá que los vehículos incorporarán nuevas cámaras y radares a los vehículos. Si el coche supera las demarcaciones del carril y el conductor no reacciona o no ha puesto el intermitente, el asistente avisará al conductor con señales.
  • Vehículos con alcoholímetro incorporado: Será imprescindible hacer una prueba con el alcoholímetro y si da positivo, el vehículo no arrancará.
  • Caja negra: los nuevos modelos van a incorporar, como los aviones, una caja negra que registrará todo lo que ocurre en el vehículo. Estos datos solo se podrán consultar con un software especial que solo tendrá la Policía Nacional y las aseguradoras.
  • Alerta de cinturón en las plazas traseras: aunque es cada vez más habitual que los pasajeros de los asientos de atrás se coloquen el cinturón, los nuevos modelos alertarán de su uso, tal y como sucede con los asientos delanteros

 

X
X