El valor añadido de Satis Coating “es su capacidad para diseñar moldes de inyección, inyectar piezas y cromarlas con el objetivo de garantizar piezas de calidad, que no generen problemas posteriores”. Así lo explica Eric Deschamps, director general de Satis Coating.

Uno de sus logros más importantes es la posibilidad del cromado de piezas bicomponentes, un cromado selectivo que pocas empresas en España tienen capacidad para hacer. La tecnología que ha desarrollado esta empresa ubicada en Castalla, Alicante, evita las interferencias del metal en los procesos de ensamblaje con clips o soldaduras, ya que pueden realizar el cromado de manera discrecional y que dicho cromado solo afecte a la parte que exige el proyecto. Esto les ofrece una importante ventaja competitiva que es la reducción de costes al poder fabricar una pieza de un solo molde, y no tener que fabricar dos componentes que, tras el cromado, deben unirse.

Al contrario, esta metodología permite la fabricación de las piezas en un solo bloque y eliminar, también, las vibraciones que se dan con dos componentes. Esa misma tecnología permite ofrecer nuevos acabados estéticos como el bicolor o la retroiluminación.

Para su director general, Eric Deschamps, es muy importante enfatizar el trabajo de la empresa en colaboración con sus clientes para obtener mejores resultados y para profundizar en sistemas que redunden tanto en la calidad como en la reducción de costes.

Con estas ventajas, la empresa formada en 2014 ya se ha hecho con contratos en los principales OEM a través de las principales empresas multinacionales Tier 1 fabricantes de componentes interiores.

 

La empresa, tal y como está actualmente estructurada, nació en 2014 de la mano de 4 socios que adquirieron maquinaria y equipamiento en Castalla a una empresa familiar. Con el desembarco de estos cuatro socios -todos ellos provenientes del sector de automoción y de la gestión empresarial- la empresa ha pasado de 8 empleados y una facturación de 1 millón de euros, a 45 empleados y 5,7 millones de euros de facturación en 2018. Además, exportan el 60% de su producción ya que trabajan para las plantas de sus clientes fuera de España.

Esta producción que se destina al exterior se fabrica íntegramente en Castalla, ya que las piezas cromadas permiten mantener un precio competitivo, a pesar del transporte hacia otras fábricas de componentes.

Y la empresa mantiene relaciones preferentes con determinados socios proveedores que les permiten responder a los requerimientos y proyectos de los clientes de manera muy ágil.

Incorporación a AVIA:

Tras la consecución de la certificación IATF, fundamental en el sector, la empresa se ha animado a introducirse en AVIA con el objetivo de “conocer de primera mano las tendencias tanto de los mercados, como políticas; conocer las posibilidades de ayudas, formación, etc…”

Deschamps reconoce que encontrarse en una entidad como AVIA les permite, “incluso con nuestros competidores, poner en común retos que todos tenemos, así como la apertura de puertas hacia otros interlocutores que nos pueden interesar”.

Sobre Satis Coating:

Satis Coating nace de la iniciativa de cuatro expertos en desarrollo y producción de piezas de plástico cromadas para el sector de automoción. En 2014 adquieren una empresa familiar de Castalla (Alicante) dedicada al sector de la grifería y del mueble. Los nuevos socios renuevan la línea automática, adquirida en 2004, con el objetivo de alcanzar los estándares de calidad de la industria de automoción.

En 2015, los nuevos socios, ya totalmente incorporados, adquieren una Planta Piloto de plástico cromado ubicada hasta el momento en el seno de AIDIMME -Instituto Tecnológico Metalmecánico y de la madera de Valencia-.

Desde entonces la empresa ha evolucionado y actualmente trabaja para los principales grupos automovilísticos mundiales y las principales empresas proveedores de componentes de ámbito global.

X
X