El Clúster de Automoción de la Comunitat Valenciana -AVIA- ha reunido esta mañana a un nutrido grupo de expertos que han debatido sobre cómo será la movilidad del futuro, cada uno de ellos desde su perspectiva profesional.

En la inauguración del encuentro, la presidenta de AVIA, Mónica Alegre ha destacado el carácter colaborativo de la jornada y su objetivo: “sin ningún tipo de prejuicio queremos conocer el estado del arte de todas las posibles motorizaciones y fuentes de energía para mover los coches del futuro”

Los expertos que han asistido a esta jornada han coincidido en que los nuevos retos, tanto los tecnológicos, como los medioambientales, y legales, suponen oportunidades para las empresas en el desarrollo de numerosas áreas de conocimiento, así como oportunidades para los investigadores para profundizar en diferentes campos y temáticas. También han puesto en común la idea general de que todos los cambios se están produciendo a gran velocidad y que la incertidumbre es una de las variables actuales de trabajo.

Retos empresariales:

Nuevos materiales y nuevos productos, acuerdos con empresas asiáticas -que lideran la fabricación de baterías-, adaptación de los proveedores a las nuevas demandas, estrategias para la captación de talento y la necesidad de profesionales relacionados con las ciencias exactas… han sido algunas de las respuestas que han ofrecido los representantes de las empresas para explicar sus estrategias frente a los nuevos cambios. Los ponentes de esta mesa redonda han coincidido en que las empresas, incluso las industriales, son hoy en día, proveedores de servicios para sus clientes y que elementos, por ejemplo, hasta ahora decorativos, se deben convertir en funcionales dada la tecnología que debe incorporar un nuevo vehículo.

Los participantes en esta mesa redonda, moderada por la gerente de AVIA, Elena Lluch han sido Juan Bornay, director general de Grupo Bornay; el director para Europa de SRG Global, José Miguel Iborra; el Director de I+D de Mahle Electronics, Alfredo Pérez; el director de Innovación y Tecnología de Gestamp, Francesc Perarnau; y el director de asuntos gubernamentales de Ford, Fernando Acebrón.

Para los representantes de estas compañías también es necesario que las administraciones sigan el ritmo de las innovaciones, ya que, sin su aportación en temas como las infraestructuras de carga para el vehículo eléctrico, se produce un desfase entre la velocidad de desarrollo de las empresas y la velocidad de la administración.

Aportaciones tecnológicas:

En la primera parte de la jornada, el encuentro ha reunido a investigadores que actualmente trabajan en los diferentes campos de la movilidad.

José Mª Desantes, director del Instituto Universitario CMT-Motores Térmicos ha avanzado que los motores térmicos aún tienen posibilidades de mejora y que la decisión sobre la adquisición de un vehículo debe tomarse en función del uso que se le de al vehículo. En su intervención ha señalado los trabajos que se están realizando en el desarrollo de nuevos combustibles, específicos para cada uso y adaptados para cada motor, que permitirá reducir notablemente las emisiones de CO2.

Desde el ITE -Instituto Tecnológico de la Energía-, Leire Zubizarreta ha confirmado la apuesta europea por los coches eléctricos y los trabajos que se están desarrollando en torno a la mejora de los materiales de las baterías, la búsqueda de materiales alternativos al litio, la profundización en procesos de fabricación eficientes y sostenibles, y el análisis del impacto de la generación de energía en la transición tecnológica.

En este sentido, el representante del Instituto de Ingeniería Energética, Manuel Alcázar, ha insistido precisamente en analizar la fuente de energía y la necesidad de realizar una transición hacia las energías renovables como fuente para el vehículo eléctrico. Este experto ha destacado las ventajas del uso del vehículo eléctrico, siempre que se module la demanda de energía, la generación energética provenga de energías renovables y las baterías puedan también aportar energía a la red, entre otras.

La conferencia inaugural ha estado a cargo de la experta y consultora en temas de movilidad y transporte de la Comisión Europea, Natalia Estevan-Úbeda, quien ha puesto el énfasis en la necesidad de integrar a los numerosos agentes que intervienen en la nueva movilidad y que van desde las autoridades públicas hasta los inversores de las nuevas compañías emergentes, la necesidad de compartir, la automatización, y la electrificación y la consecuencia en las energías renovables. Sin embargo, también ha insistido en que “cuando hablamos de movilidad, no estamos hablando de apps”, al tiempo que considera que “nos estamos centrando demasiado en la electrificación”. Esta experta ha puesto la atención también en la ciberseguridad que conlleva la automatización de la conducción.

Dado su papel como asesora en la Comisión Europea, ha apelado a la necesidad de una regulación que no lastre la I+D, y la necesidad de introducir una reflexión sobre las personas que no están integradas en el entorno digital.

Por último, Natalia Estevan-Úbeda ha apelado a su condición de valenciana para animar a las empresas e investigadores valencianos a difundir sus logros e investigaciones fuera de España para que otros no se atribuyan los éxitos que se consiguen aquí.

X
X