Todas las listas que se hicieron a principios del año 2020 respecto a los empleos más demandados para los siguientes doce meses son ahora papel mojado.

Con la crisis del COVID-19 empleos relacionados con el pequeño comercio y la hostelería, o empleos con poca cualificación se han revelado como los grandes damnificados.

De nuevo, la formación y la cualificación proporcionan una mejor disposición ante las crisis. Y esta no es una excepción.

En el sector del automóvil, y en el sector industrial, en general, se abren varios frentes en los que el empleo está asegurado. Sí, asegurado. A pesar de que las previsiones hablan de que se van a perder hasta 100,000 empleos en Europa en el sector, hay profesiones y perfiles que van a incrementar la demanda.

No estamos hablando de volumen de negocio para las empresas o de facturación. Los datos auguran que las ventas no se recuperarán hasta el 2022 y a la crisis del COVID-19 se une la desconfianza de los consumidores por no saber qué vehículo comprar ante las políticas de descarbonización.

Sin embargo, coches se van a seguir fabricando y será necesario contar con equipos cada vez más formados, tecnificados y con capacidad de aprendizaje y versatilidad.

En los procesos productivos, en la propia fabricación de vehículos y componentes, las empresas seguirán necesitando desde profesionales técnicos cualificados, hasta ingenieros. Moldistas, matriceros, operarios cualificados. E Ingenieros de diversas áreas que se desarrollen en entornos tecnológicos cada vez más diversos.

Según los informes de las principales compañías de empleo, siguen manteniendo una alta demanda los empleos relacionados con la tecnología, los ingenieros de desarrollo y operaciones y los responsables de desarrollo comercial. Y en esta área se abre, por primera vez, la oportunidad para todos los especialistas en marketing digital, en desarrollo de páginas web, en diseño, en marca.

La venta es on line, incluso para los negocios B2B, y para ello hace falta imagen y contenido. Así pues, el desarrollo de aplicaciones web y el desarrollo de app se abren paso como una herramienta fundamental. Y sus técnicos han visto este 2020 desbordadas sus expectativas.

Pero, además, en todas las áreas son fundamentales los matemáticos para el análisis de datos, los ingenieros de software y los ingenieros de sistemas en la nube. También se abre una importante demanda para los especialistas en ciberseguridad, programadores y especialistas en robótica.

La pandemia ha permitido que sectores a los que no prestábamos atención hayan surgido de manera fundamental. Además de los obvios en una pandemia -sanitarios-, el sector de la logística y de la distribución ha alcanzado cotas de negocio y de popularidad que no habían conocido.

Así como los responsables de Recursos Humanos y los técnicos en prevención de riesgos laborales. Y estos perfiles seguirán siendo importantes con una enfermedad cuyo comportamiento desconocemos.

Pero, además de las profesiones relacionadas con la fabricación de vehículos y piezas, la crisis del COVID-19 ha cambiado el foco en la movilidad. Del vehículo compartido, se ha pasado a profundizar en el vehículo eléctrico, y en nuevos modelos de movilidad. En este desarrollo, las profesiones que se van a abrir paso están relacionadas con temas legales y con la ética, tanto de los datos, como de las decisiones que se tomen.

En este nuevo marco, los empleos que se vislumbran como necesarios son gestores de flujos logísticos y de tráfico, programadores y diseñadores de software, así como de sensores y sistemas de monitorización de vehículos y mercancías.

Porque, si ya se avecinaba una eclosión del comercio electrónico, el miedo al contagio ha conseguido que el intercambio de mercancías se realice a golpe de click. Y la monitorizacion de flotas y productos resulta fundamental para ofrecer una mejor calidad del servicio. En este sector, las empresas auxiliares de automoción tienen un gran nicho de mercado ya que muchas de ellas ya trabajan con dicha monitorización. Ahora es el momento de democratizar sistemas que parecían limitados a sectores industriales o muy tecnificados.

X
X