Los tres pilares sobre los que se sustenta AVIA Synergy han quedado definidos en el primer equipo de sinergia que ha nacido directamente de este proyecto. Es el formado por dos empresas asociadas: Itera y Aktrion.

Se trata de dos compañías que, a pesar de compartir sector y de estar asociadas a la entidad desde hace años, no habían colaborado y apenas se conocían.

Sin embargo, gracias AVIA Synergy, el proyecto de AVIA para generar negocio entre los asociados, han podido iniciar una etapa de colaboración.

Los tres ejes que han definido dicha colaboración han quedado señalados por Pau Muñoz, de Aktrion: “lo importante para desarrollar esta estrategia de colaboración es encontrar en la otra empresa una mentalidad colaboradora; apuntar hacia estrategias de fidelización de tus clientes aportándoles más valor y más soluciones; y abordar estrategias de diversificación que permitan a las empresas acceder a otros sectores, industrias o a otros departamentos”.

Y precisamente, esta trilogía define los pilares del proyecto AVIA Synergy que el clúster de automoción lanzó en septiembre y por el que han pasado cerca de 25 empresas.

Los pilares de AVIA Synergy:

Mentalidad de colaboración. Tal y como definía Pau Muñoz, de Aktrion, “el temor a que mi colaborador sea competencia, en ocasiones impide a las empresas, acercarse a otras. Pero si lo analizas bien, una empresa puede ser tu colaboradora en el 99% de las áreas y solo competencia en un 1%. Pues trabajemos ese 99%”.

Por su parte Guillermo Rumbeu de Itera reconoce que “detectamos que podíamos ser el partner tecnológico de Aktrion”. “Itera es una ingeniería y pensamos que podíamos complementarnos en la parte tecnológica. Sin embargo, al sentarnos a hablar, nuestra sorpresa fue que, donde más sinergia teníamos, era en la complementariedad de nuestros servicios”.

Gracias a esta colaboración entre Itera y Aktrion, los primeros ya  han usado su estructura para poder mantener su “ingeniería en remoto”, a pesar de la pandemia.

“Gracias a Aktrion hemos podido utilizar su estructura para generar equipos de trabajo allí donde nuestros clientes nos han requerido con una capacidad de reacción de entre 24 y 72 horas”.

 La ventaja competitiva de Itera se encuentra en estar físicamente junto a sus clientes allá donde estén. Con la situación actual de pandemia este servicio se puede prestar allí donde tienen oficina como es el caso de China, India, Alemania, Reino Unido o Rumanía. Sin embargo, como explica Rumbeu “necesitamos ojos y manos en muchos más países y las restricciones actuales no lo ponen fácil. Esto es una de las aportaciones clave de Aktrion a nuestro servicio”

Muñoz insiste en que estos proyectos solo nacen si hay una vocación de colaboración y de ayudar entre ambas partes.

Estrategia de retención y fidelización de clientes:

Pau Muñoz ha puesto también de relieve otra función que cumple esta alianza o las que puedan surgir entre asociados de AVIA. “A Aktrion, pero sirve para cualquier empresa, le permite fidelizar clientes porque ampliamos los servicios que le podemos ofrecer. Además, si yo prescribo, en este caso a Itera, mi cliente lo va a incluir en su lista de proveedores porque se fía de mi criterio. Y, del mismo modo, Itera mantendrá un nivel de excelencia alto porque tiene que responder ante el cliente y ante Aktrion”. Pero el cliente queda satisfecho y con sus necesidades de proveedores cubiertas.

Estrategia de diversificación y crecimiento. En esta tríada sobre los que se sustenta el éxito de la colaboración, los responsables de proyectos de Aktrion e Itera han reconocido que esta unión les ha permitido diversificar y adentrarse en otros sectores, gracias a la mano tendida de su “socio”. “Podemos entrar en otros sectores, -apunta

Rumbeu- como el aeronáutico, que está en el plan estratégico de Itera, y en el que Aktrion tiene ya algunos clientes”. Pero además permite acudir a clientes más grandes donde es necesario ofertar varios servicios.

AVIA Synergy

AVIA Synergy nace con el objetivo de que los asociados de AVIA se conozcan más y que, fruto de ese conocimiento surjan posibilidades de colaboración que les generen más negocio. Para ello, el proyecto se articula a través de reuniones mensuales de una hora de duración en la que las empresas expresan qué necesidades tienen, pero también aportan ideas para ayudar al resto de compañeros a acceder a nuevos clientes. O, para acceder a otras áreas de negocio de los clientes que ya tienen.

En resumen, incrementar las posibilidades de negocio, aumentando el tamaño de las empresas, pero a través de colaboraciones y sin generar costes adicionales de estructura.

Las reuniones son el penúltimo jueves de cada mes y están abiertas a todos los asociados de AVIA previa inscripción. La única condición: acudir con ganas de colaborar y ayudar.

 

X
X