Cerca de 25000 empleos directos están pendientes de la negociación que se está desarrollando en las instalaciones de Ford Almussafes entre la empresa y los sindicatos con representación en la planta productiva de la multinacional. Esta es la cantidad de empleos directos que pertenecen a las empresas auxiliares y cuyo futuro también depende, en buena medida, de la decisión de los propios empleados de Ford Almussafes. Estos puestos de trabajo corresponden a los empleados de las 116 empresas que pertenecen a AVIA y que representan toda la cadena de valor del sector. Se trata de multinacionales que trabajan directamente para Ford y cuya producción se dedica en exclusiva a la factoría, pero también de pymes que tienen una horquilla de dependencia de la entidad que oscila entre el 20 y el 80% de la producción.

Para la gerente de AVIA, Elena Lluch “el acuerdo al que lleguen en Ford la empresa y los sindicatos, tiene consecuencias directas sobre el resto de empresas. Esta negociación que busca optimizar la productividad de la planta puede ser determinante para que la multinacional mantenga la planta productiva en Valencia, o, en su proceso de reestructuración, elija la planta alemana. Y de esta decisión, dependen los próximos 15 años del sector”.

Lluch reconoce que las empresas proveedoras no tienen ninguna capacidad de influencia en estas negociaciones, pero “lamentaríamos mucho, especialmente por la pérdida de empleos que se puede dar, que no se agoten todas las posibilidades de negociación para que la planta de Ford Almussafes siga estando en la lista de la multinacional como una de las plantas más productivas, optimizadas y flexibles”. “A esto hay que añadir, -continúa Lluch- que el parque de proveedores de Ford Almussafes está plenamente alineado con sus estrategias de transición tecnológica por lo que esta circunstancia debería favorecer que la decisión final que adopte la multinacional favorezca los intereses valencianos”.

Apoyo de la Administración:

Además, desde AVIA instan a la administración, especialmente la autonómica,  para que continúe trabajando en aras de que la multinacional mantenga en la Comunitat Valenciana su planta productiva.Fuentes de AVIA quieren recordar que la industrialización de la Comunitat Valenciana experimentó un fuerte impulso con la llegada de la factoría y una modernización de todo el tejido industrial.

X
X