El sector de empresas fabricantes de moldes y matrices está despareciendo progresivamente y nos arriesgamos a que en un futuro próximo no existan empresas que puedan fabricar o reparar un molde o matriz en territorio español

No tan solo el sector ha reducido su capacidad en más de un 60% en los últimos años por el cierre de muchas de las principales empresas, sino que en estos momentos dos de las principales empresas fabricantes de moldes se encuentran en concurso de acreedores, por la falta de nuevos proyectos. Lo matriceros no están en mejor situacióncontando ya con el cierre hace pocos meses de empresas representativas

La situación es crítica más aun en el sector de automoción, donde la falta de nuevos proyectos o la subcontratación de estos a países de bajo coste, puede acabar acarreando una falta de soporte y servicio hacia las empresas productoras locales. Esta práctica ha provocado que se importen de China 102 Millones de euros solo en moldes para inyección de plásticos en 2019, cuando del resto de Europa, incluyendo Portugal, la cifra fue de 79 M€

La práctica de contratación a países de bajo coste se contradice con los objetivos de desarrollo sostenible y la declaración de emergencia climática

Es evidente que la huella de carbono de un molde o matriz fabricado en España o incluso en Europa es infinitamente menor que la de los que se importan de China, además, las diferencias de costes son cada vez menores

Además, las reglas de juego no son las mismas, ya que las regulaciones europeas en materia de protección de Riesgos Laborales, Seguridad e Higiene que se obliga a las empresas españolas y europeas nada tienen que ver con las que se obligan en los países de bajo coste

Apelamos a la responsabilidad social de las empresas fabricantes de componentes de automoción y otros sectores, para que puedan seguir teniendo, en el futuro, fabricantes de moldes y matrices españoles para sus proyectos más complejos y reparaciones inmediatas. Para ello, tan sólo es necesario que reequilibren sus políticas de compras, que no se basen exclusivamente en el coste, sino en criterios conjuntos de coste, huella de carbono y responsabilidad social

Debemos evitar entre todos que a corto plazo puedan desaparecer las empresas que quedan y que la potencial falta de suministros, como está ocurriendo en la actualidad con los semiconductores, pueda acelerar el proceso

 

X
X