La incorporación de Pilkington Automotive España a AVIA supone la integración en el Clúster de uno de los fabricantes más grandes del mundo de vidrio industrial y de vidrios para el sector de automoción, tanto para primer equipamiento, como para repuestos. Además, su incorporación en 2006 a la disciplina de la compañía japonesa NSG le ha permitido crecer y consolidarse en todo el mundo como un referente en el sector. Las cifras del grupo NSG pueden llegar a asustar: Más de 5.000 millones de dólares de facturación en 2017, más de 27.000 empleados en todo el mundo y una larga historia: NSG celebra su centenario el próximo noviembre.

A día de hoy, NSG controla todo el proceso productivo, desde la compra de la arena, hasta la fabricación de cada uno de los productos. Con la incorporación de Pilkington en 2006, une fuerzas con la empresa que revolucionó la industria del vidrio en los años 50 – en 1959, concretamente – cuando cambiaron la manera de fabricar el vidrio y patentaron el sistema Float, que se ha convertido en el estándar que utilizan el resto de fabricantes.

Actualmente, la automoción supone el 52% de la facturación del grupo destinada principalmente a la fabricación de ventanillas, parabrisas, lunetas traseras, techos solares, etc. Además de la automoción y del vidrio arquitectural, la empresa también fabrica vidrios técnicos, desde las pantallas de los móviles y fotocopiadoras, hasta separadores de baterías o fibra de vidrio que se incorpora a las correas de transmisión de los vehículos.

La apuesta de NSG por la fábrica de Sagunto responde a la buena localización de la empresa, cerca de los fabricantes en España. Esta cercanía y el hecho de que el vidrio sea un producto difícil de transportar generan una ventaja competitiva en la cadena de suministro. Además del mercado nacional, una parte de la producción también va destinada a Francia, Reino Unido y Alemania.

La planta de Sagunto emplea 375 personas y tiene una capacidad productiva de 1.225.000 parabrisas, 1.700.000 lunetas y 1.800.000 vidrios de valor añadido.

Para Ángel Sesma, Director de la planta, la principal característica de los productos de Pilkington “es la calidad y la seguridad. Se suministran productos ligeros de alta calidad óptica, acústica, térmica y con alto valor añadido, al mismo tiempo que se garantiza la seguridad de los pasajeros del vehículo. Nuestros procesos productivos y los controles internos garantizan estos resultados”.

X
X